Protocolos

Desde el Observatorio Noctámbul@s ofrecemos el acompañamiento y la redacción de Protocolos o Planes de Acción para abordar la prevención de las violencia sexuales en los contextos de ocio.

¿Qué son?

Los protocolos o los planes de acción, en su versión más desarrollada, son herramientas que nos pueden ayudar a explicar el qué hacer, el cómo hacer y desde qué mirada lo podemos hacer. Definir un plan de acción es un buen argumento para desarrollar un proceso transversal que nos ayude a implicar a todos los agentes que intervienen directa o indirectamente en las diferentes expresiones de violencia. La herramienta puede ser útil no solo para saber qué hacer, sino también para proponer bases de acciones colectivas para transformar relaciones de poder patriarcales.

El proceso de elaboración ha de constar de diferentes fases a través de las cuales desarrollen, entre otras, actividades como entrevistas, encuestas, grupos de discusión, marchas exploratorias, formaciones y talleres, evaluaciones o presentaciones del producto final.

Características

Para la elaboración de este recurso técnico con unas mínimas garantías cualitativas, entendemos que se debe desarrollar con las siguientes características:

  • Acompañamiento técnico desde una perspectiva de género y feminista. Impulso de la transversalidad de género y desde una visión ecológica de la resolución de conflictos.
  • Proceso consultivo-participativo que se adecue a las especificidades del campo de actuación. Se debe implicar en la toma de decisiones a las diferentes actoras y actores, asociaciones, responsables políticos y profesionales del contexto de acción.
  • El plan se deba acoger a las líneas estratégicas de prevención, detección, actuación y reparación marcadas por la ley.