Share This Post

Noticias

L’Espai Ariadna. Un primer vistazo (Parte II)

L’Espai Ariadna. Un primer vistazo (Parte II)

ari labY aquí llega la segunda parte del artículo sobre L’Espai Ariadna preparado por nuestra compañera Miriam Vázquez.

L’Espai Ariadna. Un primer vistazo (Parte II )

Queríamos resumiros un poco nuestra experiencia este año. ¡Como nos ha costado! Tenemos tantas fotos que mostrar, algunas de lugares familiares, otras de lugares imaginados , otras de sitios desconocidos por nosotras hasta ahora y tantas por reinterpretar… Quizá nos hayamos detenido en unas más que en otras. Sabemos que tendremos que hacer un nuevo repaso.

Algo que hemos visto en seguida es que en este momento podemos decir que el trabajo día a día en l´ Espai Ariadna refuerza las miradas de las que partíamos y en las que queríamos centrar la intervención. El trabajo realizado durante este tiempo con cada una de las personas usuarias ha estado centrado en la inclusión, la mirada global a la persona y su problemática, la perspectiva de género y la atención centrada en la persona. Esto ha sido un ejercicio de revisión constante, de flexibilidad, de deconstrucción de creencias y formas de trabajo, de escucha a las mujeres y, también, de negociación.

Hoy podemos decir que todo esto facilita el vínculo terapéutico y la relación de confianza y ha llevado a que gran parte de las mujeres que están o han estado en l´ Espai puedan sentirse entendidas, no juzgadas y por tanto se planteen o inicien un proceso de cambio.

ariadna2En un año no podemos hablar de resultados porque una de las cosas que hemos podido constatar es que el daño de una mujer que ha sufrido violencia y es adicta no es la suma de los dos problemas, es más. No podemos decir cuánto, pero sí que al darse estos dos problemas al mismo tiempo uno retroalimenta al otro y cuando se mueve algo de uno produce un efecto sobre el otro. Es un proceso largo y doloroso.

Nos encontramos con mujeres que pueden nombrar historias de vida llenas de abusos sexuales y malos tratos en la infancia, abandonos, pérdidas, familias absolutamente patriarcales, diferentes parejas maltratadoras, prostitución forzada… y niños, niñas y adolescentes que también han sufrido todo esto o están muy en riesgo de vivirlo así como relaciones muy dañadas. A todo esto hay que añadirle situaciones laborales inexistentes y económicas muy precarias, mujeres sin papeles y sin red social. Como ya he dicho anteriormente el simple hecho de que puedan nombrar en un espacio seguro hace que se pueda entender la globalidad del problema, empezar a trabajar sobre ello y que las mujeres empiecen a entender que les pasa y que pueden hacer algo para empezar a poner soluciones.
Como ya predecíamos que ocurriría, estamos en revisión y transformación constante, siendo fieles a la idea inicial de construir un método de intervención desde la experiencia concreta. Y aunque no os presentemos resultados nos gustarías hablaros de lo que ha ocurrido y algunas conclusiones a las que hemos podido llegar. Doy mi palabra de que no vamos a echarnos flores, vamos a ser críticas.
Empiezo por algo que no esperábamos se diera tan rápido y tan fácilmente y es la repercusión y buena acogida que ha tenido la creación de este espacio. Hoy podemos decir que l´ Espai Ariadna es conocido y tenido en cuenta a nivel estatal por muchos y diversos servicios y profesionales con quienes se ha ido estableciendo un vínculo de trabajo en red muy positivo. Esto es bueno, muy bueno, porque significa que, al menos de momento, lo que hemos puesto en marcha tiene que ver con una necesidad real.
Centrándonos en el trabajo día a día con las 14 mujeres, 6 niños/as y dos adolescentes que hemos atendido y, haciendo un repaso caso por caso, hemos llegado a las siguientes conclusiones:
  • El estilo de intervención ha facilitado la adhesión al tratamiento.
  • En cuanto a la violencia de género y la historia de vida traumática las mujeres inician un trabajo en relación a esto con mayor o menor dificultad pero acaban motivándose y viendo la importancia de hacerlo lo que nos ha llevado a observar cambios significativos en ellas.
  • Los niños, niñas y adolescentes aceptan bien la presencia del equipo de profesionales y no se observan dificultades en cuanto a compartir el espacio con otras familias. También el hecho de permanecer en un recurso residencial con presencia de profesionales 24 horas facilita la observación y la detección de necesidades específicas para poder diseñar en un corto periodo de tiempo un plan de intervención.
  • En cuanto a la relación materno-filial, l´ Espai Ariadna también ha resultado ser un espacio adecuado donde el elemento de la cotidianeidad facilita la observación de las interacciones que se dan, el diagnóstico y la intervención. Destacamos que el trabajo en relación al vínculo materno-filial presenta las dificultades inherentes al propio significado de maternidad del que parten las mujeres y las/los profesionales. Suelen aparecer sentimientos de culpa y fracaso en el ejercicio de su rol, el mito de la mala madre por lo que es especialmente importante que las y los profesionales pongan especial cuidado en su intervención y aborden el problema cuando ya se haya establecido un vínculo de confianza con la mujer, teniendo en cuenta además que la mejora de la mujer incidirá en la mejora de la relación.
  • En cuanto al consumo problemático de sustancias o la adicción, lo que se ha dado por el momento es que las mujeres que han llegado abstinentes y con conciencia de problema han mantenido la abstinencia y han podido hacer o iniciar un trabajo en relación a la adicción y su interseccionalidad con otras problemáticas. El mantenimiento de la abstinencia ha sido variable en mujeres con conciencia de adicción que llegaron a l´ Espai en consumo activo. En estos casos siguen estando muy presentes los consumos puntuales y las recaídas aunque se han podido identificar y trabajar aspectos relacionados con la adicción y la violencia de género vivida. Y, por último, en mujeres que han ingresado con consumo activo de sustancias y poca conciencia de problema no hemos podido observar cambios significativos en cuanto a la conciencia de adicción y no ha habido abstinencia aunque si un mayor control en el consumo.
Vamos a hablar de dificultades. Las más importantes surgen del choque que se produce entre lo grupal y lo individual, es decir, entre el respeto a cada proceso propio y los intereses de un grupo que convive en un recurso residencial. Voy a ser más concreta. L´ Espai Ariadna es un recurso residencial dividido en tres unidades de convivencia (pisos) y al que pueden acceder mujeres solas o con sus hijos e hijas, que hayan vivido una situación de violencia de género en el pasado o en la actualidad y tengan un problema de consumo de sustancias o adicción en activo o no. Si hacemos todas las combinaciones posibles y además le añadimos la variable nivel conciencia de problema de adicción y nivel conciencia de problema de violencia de género más la particularidad de cada persona obtenemos un amplio abanico de intereses, necesidades, dificultades en definitiva objetivos de trabajo.

ariadna_25nY ante la complejidad que se deriva de todo esto, seguimos en la línea de no excluir. Si nadie nos convence de lo contrario, nos proponemos seguir trabajando con esta diversidad de momentos y realidades. Necesitamos mucha flexibilidad y capacidad de adaptación pero seguimos navegando con la misma ilusión y con la intención de aprovechar las potencialidades que hemos identifificado, seguir dando respuestas a las preguntas que surgen así como continuar haciendo cambios para salvar las dificultades que se presentan.

Te puede interesar:

http://www.fsyc.org/proyectos/servicio-residencial-de-intervencion-en-violencia-machista-y-drogodependencias-espai-ariadna/

http://www.fsyc.org/actualidad/exito-y-lleno-absoluto-en-la-presentacion-de-espacio-ariadna-saliendo-del-laberinto/

Share This Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Register